Sigilo (Mustaccio)

Como un ladron que entra en la noche, nuestro protagonista buscaba saciar su apetito de vidas Fluffy. A diferencia de muchos el tenia un codigo estricto:“No lastimar humanos ni otros seres vivos”, no habia lugar a conseciones por lo que debia ser extremadamente sigiloso. La semana habia sido aburrida, no habia Fluffies cerca de su casa ya que el los habia exterminado todos. No habia Fluffy que se le escapara, su inteligencia superaba con creces a la del Abuser promedio. Leyendo el periodico, encontro un anuncio sobre una pension Fluffy que habia sido recien abierta y era propiedad de una pareja de Hugboxer. La pension estaba llena debido a que en ese momento habian festejos previos a la navidad.

“Perfecto, ahora es tiempo de planear”, penso el Abuser.

El Abuser estudio meticulosamente las instalaciones haciendo uso de las redes sociales que hacian anuncio y gala de los servicios de la guarderia-pension Fluffy. Primero verifico las chapas de las puertas, eran sencillas por lo que seria facil abrirlas. Despues observo el cuarto, que si bien era extenso tenia un aire acondicionado en lugar de una ventilacion apropiada pero al ser epocas decembrinas estaria apagado y no extraeria el aire por lo que planeo llevar consigo un tanque de gas pequeno, una cuerda con un nudo retractil y uno normal en cada extremo y su juego de ganzuas. Al llegar la madrugada el abuser codujo al sitio en cuestion, se introdujo a la casa de una pareja de Hugboxer forzando la puerta con su equipo de ganzuas, cerro la puerta detras de el y se limito a observar el entorno.

“Esto va a tardar poco tiempo” se dijo a si mismo.

Su plan era sencillo, encontrar esas criaturas , terminar con ellas de una vez por todas y largarse. Nuestro protagonista, abrio levemente la puerta sin hacer ruido vio el safe room donde pudo ver a esas criaturas transnochando.

Coooo…coooo amor, dijo la mama Fluffy disfrutando de darle de amamantar a sus potrillos.

Mejod bebeh tened mejodes lechitas, dijo otra mama Fluffy.

El ambiente Fluffy se respiraba, ese olor caracteristico de esos pseudoanimales imperaba el ambiente. Las mamas alimentando a sus potros, los bebes jugando, las futuras mamas regocigandose en su pronta familia junto a sus amigos especiales un espectaculo digno de ver. El protagonista tomo su pequeno tanque de gas butano, abrio la valvula, lo metio adentro y se limito a cerrar el cuarto sin hacer ruido.

Cada Fluffy ahi presente comenzo a tener mucho sueno

“Mejod bebeh, tene suenito naaaam”, dijo un Flyffy bebe
“Futuwa mummah sistesita”, dijo una potra prenada.

Al salir, se encontro con un Fluffy que buscaba entrar al cuarto seguro, era un Smartie, pero antes de que pudiese decir una sola palabra nuestro protagonista envolvio su cuello con un extremo del nudo prefabricado de la cuerda tensandolo al maximo y con el otro extremo, lo colgo en un perchero.

“Tuntuh hum…kof…kof”, fue todo lo que pudo decir el Smartie en consecuencia de la falta de aliento provocada.

Nuestro Abuser salio de la casa, cerro la puerta y se fue conduciendo su auto a fin de ir por algo que comer. Al cabo de 15 minutos todos los Fluffy murieron por intoxicacion de gas metano sin dolor, sin alegria, sin tristeza ni felicidad ya no eran mas Flufies en una guarderia sino una pila de cadaveres cuyo valor era tan alto como cuando solian estar “vivos”, es decir ninguno. Para ese entonces, el protagonista comia una hamburguesa y un refresco en un sitio relativamente apartado, el que haya muerto esa cantidad de Fluffies no tenia importancia solo era solo un dia mas haciendo lo que el hacia sin sentimiento alguno por sus acciones ya que para el eso habia sido algo tan normal como cepillarse los dientes o conducir.

A las 2 horas despues, los duenos se levantaron tarde cosa que les extrano pues sus Fluffies no los habian ido a despertar a la cama. El esposo se levanto y atonido vio al Smartie con los ojos desorbitados e hinchados en sangre, la lengua de fuera ademas de su cuello y pezunas pintadas en una tonalidad marron debido al dano que se habia hecho al tratarse de liberar de su atadura. Impactado se llevo las manos a la boca sin poder creer el espectaculo presentado lo que no sabia era que ese solo fue el primer acto. En un instante, su atencion pasaba del Smarty al que tanto habia cuidado y procurado a la guarderia.Entro al cuarto seguro, y pensando que veria algo similar se alivio momentaneamente al ver los Fluffies apasiblemente dormidos. Sin embargo, al despertar a una pronta mummah tocandoa con un empujoncito, esta cayo de lado cual costal de papa caeria sin poder sostenerse. La pronta mummah junto a sus no natos asi como los demas Fluffies estaban muertos, repentinamente escucho a su esposa gritando.

“Bebe que te hicieron!!!”, sollozaba la esposa.

Lo que ambos ignoraban es que el destino de los demas Fluffies en la ciudad pendian de un hilo, ya que nuestro abusador no era el unico en la ciudad por el contrario no estaba solo ni planeaba detenerse con esa insignificante accion, eso era tan solo la punta del Iceberg.

5 Likes

Put your name in the title.

Tag posts in Spanish as español.

interesant tienes mi atencion